viernes, 28 de septiembre de 2012

Un universo nuevo....... Cupcakes

Recientemente he descubierto un universo paralelo al nuestro. Un universo que para mí ha sido un hallazgo, y  aunque había oído hablar de él,  ya era conocido por algunos.
Dicen que el que cruza al otro lado, no vuelve. Es el precio que se paga. Y a pasar de eso,.... lo hicé.
Sí, lo reconozco, cruzé la línea!!! y esperando encontrar un mundo   infernal; descubrí... el Jardín del Edén. Un mundo lleno de color,  sabor, texturas y demás elementos que tu imaginación llegue a crear.
Así que, como de un traidor se tratase , me cambié de bando. Y no siento verguenza, estoy orgullosa de ello. Porque en ello  he descubierto un trocito de felicidad.

Si señoras,.... me he vuelto locaaaa!!. Loca de amor por........ los Cupcakes. Para mí todo un descubrimiento. Siempre había rehusado hacerlos pero reptificar es de sabio

Como este mes de septiembre he tenido vacaciones y en casa era la única que lo estaba. Estuve mirando de hacer algún curso de fondant, ya que siempre me ha interesado. Pero tuve la "desgracia" (es broma) de conocer a Sandra de La reina de las tartas una persona encantadora que me ha hecho abrir los ojos . Ella tuvo el sabio consejo de decirme que empezará con los cupcakes de nivel I, y que si luego queria me pasar al fondant, pero primero tenia que probar los cupcakes para asi poder coger una buena base . En fin, le hice caso..... tanto caso que hice el nivel I y el nivel II ..... Increíble!! ..... Solo puedo decir una cosa, ME ENCANTÓ...

Después de mi locura transitoria, os dejo con la primera receta que realize en el curso.




Aunque hicimos unas cuantas recetas esta fue la primera de todas, Le he hecho unas pequeñas modificaciones.

Ingredientes:

Masa.
  • 125 ml. de aceite de girasol.
  • 150 gr. de azúcar.
  • 2 huevos tamaño L.
  • 100 gr. de zanahoria rallada.
  • 225 gr. de harina.
  • 1/2 cdita de canela.
  • un poco de jengibre rallado.
  • ralladura de naranja.
  • 1/2 cdita. de levadura.
  • 1/2 cdita. de bicarbonato.
Frosting.
  • 140 gr. crema de queso.
  • 280 gr. de azúcar glass.
  • 85 gr. de mantequilla en pomada.
  • pistachos troceados para decorar.
Preparación:
  1. Precalentar el horno a 170º.
  2. Batiremos durante 5 minutos el azúcar, huevos y aceite.
  3. Incorporar la zanahoria rallada y jengibre rallado.
  4. Tamizar la harina, levadura, bicarbonato y canela. Incorporar a la mezcla anterior.
  5. Mezclar y disponer la masa en las capsulas de cupcakes.
  6. Hornear 15-20 minutos.

Uno de los ingredientes del frosting eran los pistachos troceados, pero cuando he ido a buscalos al armario de la cocina habian desaparecido por arte de magia. Que ha ocurrido?? Pues muy simple. La persona que duerme al otro lado de mi cama se los comio...... Casi lo mato jajajajajaja...

Preparación del frosting:
  • Batir la crema de queso con la mantequilla hasta obtener una pasta cremosa.
  • Tamizar el azúcar glass en la mezcla del queso, batiendo hasta que la masa esté cremosa.
  • Poner la mezcla en una manga pastelera con boquilla rizada y rellenar los cupcakes.
  • Para finalizar decorar con los pistachos.
Aqui os dejo mi pequeña aportación a este mundo que acabo de descubrir, Me ha encantado haberme dejado influenciar para pobrar esto.

Bessos

sábado, 15 de septiembre de 2012

Moras silvestres

Tengo que reconocer que estar 3 meses sin publicar una sola entrada es de ser muy vaga. Pero si a eso le sumas el calor que ha hecho este verano, el agobio del trabajo y que he tenido estropeado el ordenador; creo que tengo una pequeña excusa para justificarme.

Asi que, no me queda otra que ponerme las pilas y seguir con la rutina que he estado llevando hasta hace`poco. Será un poco dificil pero se hara lo que se puedo ji ji ji.
El  domingo pasado decidimos pasar el día en el campo recogiendo moras. Llevaba tiempo intentado que alguien me acompañase pero nadie se animaba. En realidad, pasabamos un día estupendo haciendo una larga caminata, visitando un pueblo encantador, recogiendo moras y llevandonos algún que otro arañazo.

Recogimos unas moras estupendas, pequeñas pero deliciosas.

Mas de una vez nos dieron ganas de comernoslas a puñados, pero les advertí que de ahí tenian que salir unos cuantes tarros de mermelada.
No sé si será que la materia prima era excelente, pero he de confesar que salieron unos botes de mermelada exquisitos. Tan fácil como juntar las moras con el azúcar y el zumo de limón, aparezca esta singular jalea que no tiene que envidiar a ninguna otra hecha en una cadena de producción.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Así que, os dejo mi imagen de un desayuno ideal a la vez que saludable, no lo creis??

Ahora que por fin,  la tecnología vuelve a estar en mi vida. Espero poder visitar con frecuencias vuestras cocinas, y a la vez , estaís invitad@s a la mía siempre que querrais.

Un beso enorme

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails